LIPOSUCCIÓN CERVICAL

(Eliminación de papada)

Captura de pantalla 2020-08-13 a las 12.
  • Tiempo quirúrgico: 1 hora
     

  • Anestesia: Local + Sedación
     

  • Hospitalización: No requiere
     

  • Recuperación: 2-3 días
     

  • Resultados: 15 días

La liposcucción cervical es una técnica quirúrgica mediante la cual se elimina parcialmente la grasa del cuello y la papada. Puede realizarse como procedimiento único o bien formar parte de una cirugía más amplia, como el Lifting Facial y la Mentoplastia.

Se realiza utilizando cánulas con una o más aberturas pequeñas (de alrededor de 4 mm) acopladas a una jeringa de presión negativa o a un aspirador quirúrgico. Tras marcar las zonas en las que eliminaremos la grasa, se realizan entre 1 y 3 microincisiones, una debajo de la barbilla y otra a cada lado detrás de la oreja para camuflarlas. Son tan pequeñas que habitualmente no las suturamos al finalizar, y únicamente colocamos un pequeño apósito. Las cicatrices son invisibles.


Las cánulas se introducen bajo la piel del cuello a través de las microincisiones y comienza la liposucción. La presión de la jeringa o el aspirador hace que la grasa vaya saliendo poco a poco, por lo que el proceso se puede controlar con facilidad.


Una vez estamos satisfechos con el resultado se coloca un pequeño vendaje en la zona para evitar el acúmulo de sangre o líquidos y acelerar el proceso de cicatrización.